Concienciar a través de la música es el instrumento, y nunca mejor dicho, del que se hacen servir en el colegio salesiano San Juan Bosco de Valencia. Música, emoción y profesionalidad se conjugan en ‘Godspell’ el concierto que alumnos, profesores, familias y personal de servicios y administrativo han vuelto a representar por un fin solidario: ayudar a las niñas de Sierra Leona a tener un futuro digno. A través de ‘Godspell’ se brinda el mensaje universal, sin distinción de credos ni fronteras. Es una invitación para abrir el entendimiento y el corazón, para recibir el manantial que calma la sed de venganza, los odios y tristezas.

Redacción.

Padres y madres; profesores de todas las etapas educativas; personal administrativo y de servicios; alumnos y exalumnos se han unido para llevar, de nuevo, a las tablas el musical ‘Godspell’. En total más de 240 personas que, en riguroso directo, han dado vida al musical que triunfó en Broadway en el año 2012. Con una adaptación propia del guión original, ‘Godspell’ trata de imaginar cómo sería la vida de Jesucristo si volviera a renacer hoy en día, con grandes dosis de humor, mucha música y una clara función didáctica y ejemplarizante.

Cristo aparece en los barrios más deprimidos de la ciudad y hace de las personas más marginales sus seguidores, en una demostración de misericordia y amor que evidencia que cualquiera puede cambiar para mejor. Con ‘Godspell’ se quiere transmitir la importancia del cariño, el perdón, la misericordia y la unidad, y afirman que, a través de esta revisión moderna de la vida de Cristo, el objetivo es demostrar que la única religión posible es el amor, más allá de confesiones y creencias. Los musicales se convierten así en un elemento educativo más, para enseñar los valores del trabajo en equipo, la unión y la tolerancia.

Esta es la cuarta vez que el colegio salesiano pone en marcha un proyecto musical a gran escala con la colaboración de la comunidad educativa y en beneficio de organizaciones benéficas. El primero fue en 2015 en honor al bicentenario del nacimiento de Juan Bosco y titulado ‘200, Mamá Margarita, el musical’; el segundo, en 2016, ‘X más gente’; el tercero, en el 2017, fue un guion original bajo el nombre ‘Amal: amar se escribe con L’, sobre una niña india que trataba de buscarse una nueva vida y ser feliz. Gracias a esta última, la escuela recibió una felicitación por parte de la Casa Real por su contribución a la sociedad y llegó a ser finalista autonómica a los Premios Nacionales de Acción Magistral. Ya en 2018 fue el turno de ‘Godspell’ que este año 2019 se ha reestrenado. Como novedad, la representación fue en el teatro ‘La Rambleta’ de Valencia, en lugar del teatro del propio colegio salesiano. La cita fue el pasado martes 16 de abril a las ocho de la tarde. Este Musical Solidario ha alcanzado una gran repercusión mediática a lo largo de los años y ha recibido durante dos años consecutivos subvención de la Consellería de Educación como Proyecto de Investigación e Innovación Educativa (PIIE).

Todos los beneficios recaudados en esta nueva representación irán destinados al proyecto de Misiones Salesianas en Don Bosco Fambul, Freetown, en Sierra Leona. Gracias al programa Girls OS+, que pretende la recuperación de la dignidad de las niñas menores de edad en situación de prostitución a través del empoderamiento y su reintegración en la sociedad y el mundo del trabajo. La ONG salesiana Don Bosco Fambul que trabaja con la infancia más vulnerable en Freetown (Sierra Leona) les ofrece un entorno seguro para salir de las calles y lleva a cabo una rehabilitación integral que les abra un futuro de esperanza y alegría.

Galería de imágenes

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.Más información

ACEPTAR
Aviso de cookies