El director del colegio, Juan Peris, da la bienvenida a toda la comunidad educativa en este nuevo curso, en el que esperamos ser capaces de cumplir con el sueño de Don Bosco, juntos en un ambiente de familia.
 

Queridos alumnos y alumnas, queridas familias:

Bienvenidos y bienvenidas a este nuevo curso que comenzamos con ilusión y con la esperanza de que seremos capaces de cumplir con el sueño de Don Bosco, el sueño de hacer de nuestra tierra un lugar mejor, más sostenible, más humano, más fraterno…Y no hay otra manera de hacer este camino sino juntos, como  comunidad educativa que vive el compromiso de ofrecer una educación integral para que nos ayude a mejorar el mundo en el que vivimos.

Quiero que sepáis el enorme esfuerzo que el personal de esta casa (docentes y PAS) realiza cada año para que nuestros alumnos y alumnas puedan crecer como personas y disfrutar de una educación de calidad. No es fácil, pero es nuestra tarea y ponemos todo nuestro empeño y cariño para llevarla adelante.

Y, ¿cómo queremos hacerlo? En las palabras del Papa Francisco, en el llamado Sínodo de los jóvenes, hallamos orientaciones que nos marcan ese camino a seguir:

  • Nuestra escuela salesiana, que pretende educar y evangelizar, debe promover y consolidar un ambiente de familia: «Crear ‘hogar’ en definitiva es crear familia; es aprender a sentirse unidos a los otros más allá de vínculos utilitarios o funcionales; unidos de tal manera que hagamos la vida un poco más humana».

 

  • Nuestra escuela tiene vocación de futuro. Porque su finalidad no se agota en los años que niños y adolescentes pasan con nosotros: «En realidad, una de las alegrías más grandes de un educador se produce cuando puede ver a un alumno constituirse a sí mismo como una persona fuerte, integrada, protagonista y capaz de dar»

 

  • Nuestra escuela es un espacio humano que genera cultura: «El derecho a la cultura significa proteger la sabiduría: es decir, promover un saber que sea humano y que humanice. Con frecuencia estamos condicionados por modelos de vida triviales y efímeros que empujan a perseguir el éxito a bajo costo, desacreditando el sacrificio, inculcando la idea de que el estudio no es necesario si no da inmediatamente algo concreto».

 

  • Nuestra escuela no reduce su labor a la gestión de la información y los conocimientos: «Esta es su gran tarea: responder a los estribillos paralizantes del consumismo cultural con opciones dinámicas y fuertes, con la investigación, el conocimiento y el compartir».

Cada pequeño que viene al mundo tiene el derecho a ser educado para crecer integralmente y alcanzar su felicidad, haciendo felices a los demás. En ello estamos en este tu colegio.

Estoy a vuestra entera disposición. ¡Feliz curso!

Juan Bautista Peris Roig

Director del colegio

Galería de imágenes

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.Más información

ACEPTAR
Aviso de cookies